All for Joomla All for Webmasters

HORARIO DE VERANO:  Lunes - Viernes 8:00 - 14:00 (Junio a Septiembre 2017)

Cuidadores informales

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

1

Des de BSP asistencia somos conscientes de la necesidad de información que tienen los cuidadores informales de personas dependientes, por este motivo el siguiente artículo explora las diferencias existentes entre cuidadores, ya que delante de situaciones similares unos consiguen adaptarse y reorganizarse con éxito delante de demandas altamente exigentes, mientras que otros presentan dificultades o imposibilidad para hacer frente a este tipo de situaciones que conllevan una alta complejidad en su gestión.

La literatura sobre los cuidadores informales de personas dependientes des de hace décadas lleva advirtiendo que el hecho de cuidar no suele ser un acto inocuo para la persona que lo realiza, se ha objetivado que este tipo de situaciones conllevan a menudo consecuencias negativas sobre la experiencia de asistencia que tiene en el estado de salud mental para las personas cuidadoras, destacando los síntomas ansioso-depresivos, bajos niveles de bienestar y problemas físicos asociados a situaciones de estrés crónico. Aunque también se han documentado que aún presentando este tipo de problemas, muchos cuidadores son capaces de extraer beneficios, estos se van visualizando a medida que se va objetivando la capacidad de adaptación a través de los recursos personales, los cuales se van haciendo evidentes ayudando a potenciar aquellas capacidades y fortalezas entendidas como factores de protección ante el estrés.

2

¿Qué diferencias determinan que unas personas puedan adaptarse mejor a ciertas situaciones de estrés que otras?

Des de la psicología se están clarificando aquellos factores que pueden jugar a nivel individual un papel importante. En el caso de personas que cuidan a familiares dependientes, se plantea el concepto de resiliencia, este se expresa como la capacidad que permite a las personas superar circunstancias traumáticas que normalmente se relacionan con pérdidas (muerte familiar, accidente de coche, etc..), este concepto en el ámbito de las demencias se entiende como un proceso dinámico que comprende la adaptación y reorganización delante de contextos altamente adversos, los primeros estudios se vienen dando des de las vivencias de los supervivientes de los campos de concentración nazis, allí se empezó a intuir como delante de situaciones semejantes, cada persona consigue sobrellevar de manera diferente las mismas dependiendo del posicionamiento delante del problema y de la vida en general.

3

Como todo concepto bien definido la capacidad de resiliencia se puede medir con tests, estos nos ayudan a clasificar que recursos utilizan las personas para hacer frente al estrés y que éxito perciben como consecuencia de sus actos y expectativas.

Los resultados de los estudios en población española, concluyen que las principales diferencias entre personas con alta y baja resiliencia no se encuentran en las características objetivas del contexto, ni en la cantidad de estresores a los que se ven expuestos, únicamente el nivel de deterioro cognitivo de la persona dependiente se ha visto como una variable objetiva que influye en el bienestar del cuidador.

Estas conclusiones vienen a clarificar que las variables objetivas contextuales no son las que realmente tienen más peso para determinar que personas muestran mayores niveles de adaptabilidad, si no por lo contrario, son las variables subjetivas las que acaban determinando que personas se adaptaran mejor ante situaciones estresantes. Variables como la valoración subjetiva que hacen los cuidadores de sus recursos internos, así como su manera de valorar la situación de cuidado, son los que realmente determinan su adaptación a un contexto altamente estresante.

Estas variables subjetivas se han clasificado como factores mediadores, estos afectan a la capacidad de resiliencia como factor protector. Por un lado la personalidad de cada sujeto, media en el éxito que tiene para adaptarse a la realidad que le rodea, así como el sentido de autoeficacia para controlar los pensamientos negativos, la conciencia de autocuidados, la autoestima o la satisfacción percibida con el apoyo social recibido. También se encontraron diferencias que relacionan niveles altos de resiliencia con menores consecuencias en relación a la salud mental.

4

Por tanto las evidencias recientes en la literatura recomiendan que los programas de intervención dirigidos a ayudar a los cuidadores informales, tendrían que potenciar habilidades y capacidades específicas como la autoeficacia y la autoestima, para ayudar a afrontar la experiencia de cuidado evitando así la aparición de síntomas y otros problemas derivados del estrés. En este sentido herramientas ampliamente utilizadas como los grupos de ayuda mutua, han ayudado a cuidadores informales a aprender y compartir en un contexto seguro sus experiencias dentro de un grupo de iguales, estos contextos guiados por profesionales especializados permiten entender a los cuidadores que no están solos y que por tanto hay más personas que comparten su misma situación, permitiendo el trasvase de experiencias y conocimientos des de la compasión y el no sentirse juzgado por sus opiniones o estados emocionales. Otro recurso que se ha mostrado eficaz para ayudar a los cuidadores es la ayuda profesional de especialistas como psicólogos/psiquiatras para recabar y potenciar los recursos personales para hacer frente a este tipo de situaciones.

Como ya he comentado anteriormente, la resiliencia viene determinada por las características intrínsecas de cada persona, si aceptamos la premisa de que una alta capacidad de resiliencia protege a nivel psicológico de los embates ante situaciones críticas, previniendo de la sintomatología ansioso-depresiva, podemos concluir que al margen de las situaciones objetivas, también se tiene que trabajar la manera en que el cuidador percibe y hace atribuciones de su situación emocional.

5

En definitiva, ver el vaso medio-lleno o medio-vacío puede acabar determinando nuestra capacidad de adaptación ante la vida en general y concretamente ante situaciones de asistencia a personas dependientes. Para ilustrar esta evidencia, des de la psicología se habla del concepto de profecía autocumplida, esta propone que las personas no reaccionamos simplemente a las características de las situaciones, sino también, y a menudo principalmente, a la manera en que percibimos estas situaciones (todo depende del cristal con que se mire) y a los significados que les damos a las mismas.

Por tanto nuestro comportamiento puede estar determinado por nuestra percepción y las atribuciones que hagamos de las situaciones, más que a las mismas. Una vez que una persona se convence que una situación es altamente perjudicial (al margen de la lo sea o no), adecuará su conducta a esa percepción, teniendo consecuencias evidentes en el mundo real de la persona, pudiendo llegar a invalidarla para seguir cuidando o poder darse autocuidados, potenciando situaciones perjudiciales tanto para el cuidador como para la persona dependiente.

Gerard Batalla Tamayo

Psicólogo Num.Col 17771


Canal BSP YouTube

 

Te invitamos a nuestro canal de YouTube donde publicamos nuestro día  adía, actividades, jornadas y como trabaja nuestro equipo.

Visitar nuestro canal en Youtube

Formación BSP

 IMG FormacionDerecha Marzo2017

Impartimos formaciones positivas para ayudarte a mejorar profesionalmente.

Actualiza tus conocimientos

Despertamos sentidos

 IMG FormacionDerecha2 Marzo2017

Descubre el Grupo de Musicoterapeutas de BSP donde aplican la musica a persoans con daño cerebral, autismo y geriatría despertamos sentidos...

Conoce el Grupo MT